23 mar. 2011

Certamen de microrrelatos de ciencia ficción Artgerust

Como ya os dije, me presenté a un certamen de microrrelatos de ciencia ficción de la web editora Artgerust.
No confiaba ser ni el ganador del certamen, ni uno de los 100 escogidos para que alguno de sus relatos sean publicados en una antología, ya que el nivel de los escritores es muy elevado. Pero la ciencia ficción me encanta. Más incluso que el genero fantástico.
Uno de mis relatos ha sido escogido y será publicado dentro de poco. Os dejo con los relatos que presenté en su día, para que me digais, cual de ellos creeis que ha ganado:

I

Aniquilación

Sobre la mesa de operaciones, no parecía nada fuera de lo normal. Su actividad cerebral, era nula. A los ojos de los científicos que respiraban aliviados por haber capturado al primer alienígena de la historia, ahora solo se trataba de un organismo con habilidades ocultas. Adaptación al medio hostil, agilidad y fuerza extremas, y una capacidad mental fuera de lo común. La máquina de exterminio perfecta. Y allí se encontraba tirado sobre una mesa de metal como un simple pedazo de carne gris.

Lo que desconocían, era su capacidad para mostrarse totalmente muerto. Lo que desconocían los científicos en su arrogancia, era que esta especie, no utilizaba la misma parte del cerebro que los humanos. Ese fue el final de la humanidad sobre la Tierra.

II
Pensamientos futuros

Habíamos aprendido a terraformar nuevos planetas, antes que a cuidar el nuestro propio. Habíamos aprendido a sobrevivir en ambientes hostiles, y adaptarnos al medio. Habíamos aprendido a vivir en la Luna. Habíamos logrado cambiar Marte. Habíamos logrado comprender la complejidad de la navegación mediante pliegues espaciotemporales. Llegamos al punto en que habíamos superado el uso de cuerpos físicos para sobrevivir. Y aún así, nos seguimos emocionando con el nacimiento de una nueva especie o criatura. Y nos conmovemos con una simple doble puesta de soles en Antárides. Han pasado seis mil años de la desaparición de la Tierra. Y me pregunto si el ser humano desapareció con ella.

III
Paradoja

-En androide, ha recapacitado. Su procesador de inteligencia artificial, ha recalculado las opciones. Ha barajado infinidad de escenarios. Ha creado incluso un módulo de programación denominado Empatía 5.2. Ha desestimado subrutinas obsoletas. Ha planteado algoritmos de elevada complejidad. Ha establecido nexos de unión entre su mente privilegiada y la de los seres humanos que le rodean. En definitiva. Ha hecho todo lo posible por entender el comportamiento autodestructivo del hombre. No lo ha logrado, y se ha pegado un tiro en la cabeza con un arma de Gauss.

-¿Y usted sabe todo eso porque es técnico en robótica?

-No. Antes de dispararse me dio la brasa, con lágrimas artificiales en sus ojos.

-Pues, yo creo que si ha entendido eso de la autodestrucción. ¿Le hace un café?

-Por supuesto.

IV
Primer contacto

¿Conocéis la situación en la que alguien escucha parte de una conversación, más bien a retales, se monta su película, y luego actúa en consecuencia de esa película quedando totalmente en ridículo? Algo parecido sucedió en el primer contacto con seres alienígenas. Durante años, captaron nuestras señales de radio, de televisión y se apoderaron de la Sonda Virgin, que transportaba unas grabaciones con resúmenes históricos de la Tierra. Se pusieron en contacto con nosotros mediante un montaje de video realizado con trozos de películas humanas. Se realizó un espectacular despliegue de medios para recibir a nuestros vecinos que decían venir en son de paz y portaban grandes regalos tecnológicos. Todo era perfecto, hasta que de la nave espacial salieron ocho hombrecillos bajitos, cantando Hava nagila con una voz como cuando respiras Helio, y lanzando al aire confeti. Las risas del planeta entero, ofendieron a los visitantes, que se llevaron sus regalos para siempre. Salvo una bomba que destruyó medio planeta.

V
Ciencias

Los peores temores de la humanidad se hicieron realidad. Aunque de una forma distinta. El acelerador de partículas, no creó un agujero negro, si no que alteró la realidad del planeta, y solo unos pocos somos conscientes de ello. Antes el ser humano buscaba respuestas a preguntas triviales en las ciencias ocultas. Que serían muy ocultas, pero se anunciaban en todas partes. Por el contrario la ciencia común, no era tan apreciada, pero se utilizaba para solucionar los principales problemas de la humanidad. Este cambio de realidad, ha hecho que el ser humano cifre su confianza en las ciencias ocultas para todo, y relega a la ciencia común a un estado absurdo. La humanidad se ha condenado. Los espíritus no hacen que las máquinas funcionen. La magia no hace aparecer comida, ni quita el hambre ni el sufrimiento. Mis cálculos indican que nos queda menos de un mes de vida. Hasta siempre.

VI
Solo

Ya no se me hace extraño caminar a solas y en silencio por las desérticas calles de este planeta. Al principio, fue curioso ver como todo el mundo se subía a las naves y se marchaban a las colonias del primer planeta habitable del exterior de la galaxia. Desafortunadamente para ellos, su nuevo sol, estalló y consumió el planeta. Pude verlo desde aquí. No hay comunicación. Ahora soy el dueño del mundo. Creo. Por desgracia, todo se ha reducido a lo básico. Sobrevivir. Por eso busco por todo el planeta a alguien que se haya quedado. Alguien que quiera, como yo, terminar sus días viendo crecer a sus hijos. Porque sobrevivir a esto, sin descendencia, es una condena a muerte. Y solo con la esperanza de que haya quedado alguien en este mundo, deambulo en solitario, por las calles desérticas de este planeta.

6 comentarios:

  1. Me apasiona la ciencia ficción y también escribo. En mi opinión es extremadamente difícil llegar en tan pocas líneas; cuando no puedes hacer un desarrollo más extenso es prácticamente imposible que el lector llegue a empatizar o se identifique con el hecho que se narra, por no hablar de la dificultad de rematar un tema que apenas has podido desarrollar. Aun así, estos relatos realmente lo consiguen. Enhorabuena y suerte en el difícil mundo del microrrelato. El que más me ha gustado es el número VI: "Solo".

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. En estos casos, no se trata de desarrollar. La historia se forma en la mente del escritor, y condensas la idea principal en el micro, para que luego, sea o no, lo que ha ideado el escritor, el lector se haga su propia película del asunto. Por eso, a partir de un microrrelato, otro escritor puede desarrollar un texto más grande incluso una novela sobre el tema.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta, la C.F. Veo a Lovecraft en algunos pasajes de tus micros. Si tuviera que darle un premio a alguno de ellos, el elegido sería el III, Paradoja, porque es el más completo y redondo de los que te he leído.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias... es el que más me gusta, pues me trae muchos recuerdos.

    ResponderEliminar
  5. Mi "voto" para el III (Paradoja) y el IV (Primer contacto)

    ResponderEliminar
  6. Mil gracias. Coincidimos en gustos. Escribir Paradoja me divirtió mucho.

    ResponderEliminar