12 oct. 2011

Erase una vez... el MIBA

Esta vez no voy a hablar de libros ni de escritores, pero como este es un rincón literario, voy a intentar hacerlo de una forma especial.


Erase una vez, un hombre renacentista. No vestía como Leonardo Da Vinci y vivía en nuestro tiempo. Se llamaba Pep. Pep Torres.

Este inventor, creativo, consultor, ponente, diseñador, escritor y colaborador de radio y televisión, quiso un día promover la innovación y la emprendeduría, (palabra que no existe ni en la Real Academia Española de la lengua). Y para hacerlo, un día 23 de marzo del año 2011, abrió en un rinconcito de la Barcelona más céntrica y turística, el MIBA. El museo de los inventos de Barcelona.

Un lugar donde la magia de la ciencia se respira hasta en el baño. ¿Esto ha sonado mal? Pues no era la intención, no dejéis de visitar los baños del MIBA y fijaos en todos los detalles.

Hay muchos museos en Barcelona. Y la mayoría, los visitas una y otra vez para ver lo mismo. El MIBA es diferente. Siempre en movimiento, es como un ser vivo. Lo he visitado ya unas cuatro veces desde su apertura y cada vez que voy, hay algo nuevo, algo distinto. Si tienes curiosidad científica no puedes dejar de ir. Dos plantas con todo tipo de inventos y diseños. Algunos prácticos, otros graciosos, un espacio para el “Háztelo tú mismo” ¿Quieres aprender cómo escribir con la calidad de un bolígrafo Mont Blanc usando un BIC? Visita el MIBA.

¿Tienes movilidad reducida? No te preocupes, lo tienen todo pensado para que puedas acceder y disfrutar de cosas como la máquina más inútil del mundo, pero la más adictiva. Atrévete a vencerla.

El caso es que Pep, estaba siempre muy liado haciendo conferencias, discursos y otras muchas cosas, con su Ipad arriba y abajo por toda la geografía del país, así que dejó al cargo del lugar a un equipo de gente muy atenta y muy maja. Y esto es lo que hay. Un lugar de obligada visita continua. Os recomiendo que os agreguéis sus páginas de Twitter y Facebook para estar informados de nuevas incorporaciones. Lo último, es esta mini sala de cine donde podrás sentarte sobre una Vespa de los 60.

Y algo que me ha encantado y que podéis comprar en su tienda. El John´s Phone. El único teléfono en el mundo que solo sirve para llamar y recibir llamadas. Ni internet ni nada. Y su agenda, es manual. Es literalmente una libreta de teléfonos. Ideal para niños reales. Saca a tu hijo de ese mundo de destrucción de la escritura que es el SMS. Te saldrá más barato que la Blackberry y las tarifas exorbitadas de las compañías.


¿Os habéis fijado que el teléfono está flotando sin cables? Lo último en electromagnetismo.

Y por último y no menos importante. El precio de la entrada. Con la que está cayendo, el precio de la entrada es de risa. 7€ adultos, 5€ niños de 4 a 12 años. ¿Te va de 2€? No pasa nada, 5€ si estás parado o estás estudiando. 20% de descuento si tienes el carnet de Bibliotecas de Barcelona o el Carnet Jove. Gratis si tienes el carnet del Súper 3. 30% si tienes el TR3SC, 10% si tienes el GOCAR o el Barcelona city tour.

Desde este rincón, me veo obligado a hacer un reclamo al Ayuntamiento de Barcelona:

“Hola que tal. ¿Podrían aligerar el papeleo para abrir el tobogán del MIBA? Es que tengo ganas de tirarme. Muchas.”

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario