24 ago. 2012

Anuncios para mujeres. (Entre lo denigrante y lo absurdo)


Desde pequeñas obras de arte hasta invento del Diablo, hay una inmensa lista de adjetivos que se pueden usar para describir la publicidad televisiva.
La palabra de hoy es: FARSA.
Sí. Farsa. Engaño, mentira, truco, timo. Lo que prefiráis.
Me explico. He regresado del maravilloso mundo de fantasía e imaginación que ofrecen los canales de pago. Vamos que me he quitado el Imalgenio.
Muchos de vosotros conocéis mi extraña afición a comentar los spots publicitarios y no hace mucho en Twitter hice un leve comentario sobre los spots enfocados a la mujer.
Pues bien. El otro día en un canal que no recuerdo y en un bloque de anuncios fuera de la hora infantil, me encontré los siguientes anuncios todos ellos enfocados a mujeres.
Activia. Producto derivado de los lácteos destinado a regular el tránsito intestinal.
Vaginesil. Producto recomendado para evitar la sequedad vaginal y mejorar las relaciones sexuales.
Micralax. Producto laxante destinado o especialmente indicado contra el estreñimiento ocasional.
El tratamiento anti hongos del Dr.Scholl. Por si te salen hongos en las uñas de los pies.
Aero-red comprimidos. Producto para tratar los gases.
Todos estos spots, protagonizados por mujeres y dirigidos a ellas. Bien. Esto es totalmente sexista e incorrecto.
Vamos a ver. Salvo el producto Vaginesil, el resto es perfectamente válido para los hombres.
Existe un estudio en algún cajón recóndito de alguna universidad americana que se dedica a realizar estudios absurdos, en el que se afirma tajantemente que los lunes en España, no se va al baño nada más que para hacer el primer pipi de la mañana. Y es totalmente cierto. Los domingos de paella son muy oportunos para estreñir a la población del país. Y eso afecta tanto a hombres como a mujeres.
Gases. El hombre puede llegar a ser muy tonto. Ya se encargan de demostrarlo estas pelis del tipo Sexo en Nueva york y los propios hombres en programas como Mujeres, simios y viceversa. Donde diversos tipos de primates se dedican a tratar como basura a las mujeres que allí aparecen. Todos provistos de un elevado nivel cultural.
A lo que iba. El hombre que por mayoría suele ser muy tonto, tiene predilección por soltarse un poco. Vamos tirarse pedos en cuanto los nota. Eso significa que al hombre le afectan los gases tanto o más que a las mujeres. Pero no quiere decir que las mujeres no hagan esas cosas. Si encuentro mi lista de tipos de ventosidades, os hablaré del tipo Ninja, que es el que se le suele escapar a la mujer. Nadie sabe cuándo o cómo ha llegado. Pero está ahí. Camuflado entre las sombras.
Hongos. ¿Quién en su vida no ha tenido alguna vez ese problema? Vale que las mujeres enseñan más los pies con esos bonitos zapatos que dejan ver los dedos. Pero los hombres suelen acudir al gimnasio. Centros de socialización donde compartir esfuerzo, risas, compañerismo, duchas y hongos. Esta última línea ha sonado mal, pero dejé de ir al gimnasio después de encontrarme el culo de un señor de setenta años a escasos dos centímetros de mi cara, mientras yo me encontraba atándome el calzado.
Pues eso. Que os afectan a todos por igual. Y el señor que puso el bloque entero y completo con todos los anuncios es muy cruel. Porque yo mismo me giré, miré a mi mujer y pensé. Jo, qué suerte que he tenido.
Porque da la sensación que las mujeres españolas estén muy echas polvo y no es cierto. Bueno. Pues eso tenía que decir. Por cierto un consejo. Cogedlo que es gratis. (Gracias Ana Hernadez por la frase).
No metáis el tratamiento anti hongos en la nevera. Lo mismo os encontráis la bandeja de champiñones rota y vacía.
Otro día os hablaré de esos anuncios que invitan a las mujeres a vivir aventuras rollo James Bond mientras limpian la casa. Mangos telescópicos de fregona guardados en maletines de metal. Mujeres haciendo acrobacias mientras pasan el paño entre láseres. Una apoteosis sexista en toda regla.
Un saludo y recordad:
Somos gente de humor. Siempre.