21 sept. 2012

De la tele tienda I

Hoy podréis asegurar, que efectivamente estoy enganchado a los spots publicitarios. Esas aberraciones salidas de las mentes de híbridos demoníacos. La mezcla entre los hijos de Satanás y los guionistas de series de televisión, que las productoras jamás emiten por respeto a la inteligencia humana.

Hoy quiero hablaros de dos anuncios que me tienen la mente comida cual víctima de zombi inmaterial. Sticky Buddy y Aire Bra. Dos esperpentos de los que no voy a poner en duda su utilidad si bien puedo despreciar el guión usado para vendernos la moto.

Sobre todo ese aspecto que pensaba que era exclusiva de este lugar, pero que veo claramente que en los países anglosajones se les da de maravilla. La exageración.

Empecemos por el Sticky Buddy. Un rodillo con la pega de los post-it. El anuncio empieza como una peli de James Bond o como un episodio del Inspector Gadget. Elegid el que más os guste.

Un tipo sentado en un sillón con un gato blanco muy peludo en el regazo se encarga de vender el producto. El hombre no para de cepillar al gato (que parece una alfombra de lo plano que está) con el artilugio.

Y comienzan las preguntas lava cerebros a las que suman imágenes muy bizarras.

¡Empecemos!
¿Es usted el ser humano más guarro del planeta? ¿Tiene una mascota a la que alimenta con medicamentos de quimioterapia y pierde todo el pelo? ¿Se le ha caído al suelo la colección de uñas de los pies o las cenizas del abuelo? No desespere. Sticky Buddy puede con todo.

Vamos a ver.
Las imágenes son terribles. Suelos y moquetas cubiertos de pelo. Es como si la persona en cuestión viviese en una aldea Wookie en la que el barrendero no pasa en época de muda. Los mármoles de la cocina están recubiertos de pequeñas bolitas negras, de las que no quiero saber la especie de cuyo culo han salido y los cristales y espejos de la casa tienen la misma mugre que los coches que aparecen en Mad Max. No me puedo creer que existan personas tan inhumanamente guarras. Hasta el animal más asqueroso mantiene su hábitat más limpio y desinfectado.
Y luego la frase “No desespere”. Tranquilo amigo. Seguro que los que desesperan son los vecinos que desearían antes tener antes a un enfermo de síndrome de Diógenes sobre sus cabezas que al guarro que aparece en el anuncio. No desespere. ¿Será posible? Sólo les falta decir que Sticky Buddy soluciona ese problema mental que impide que seas limpio.

El segundo anuncio es el del Aire Bra. Spot evidentemente dirigido a mujeres pero ideado por hombres. Porque no me creo nada los problemas con los sujetadores.
¿Es usted tan idiota que intenta ponerse los sujetadores de su hija pequeña? Y se ve a una señora forcejeando cual aventurero con una Boa Constrictor de diez metros. Más adelante se verá a la misma mujer con el sujetador puesto pero con el pecho sobresaliendo por todos lados. En realidad el producto no es más que una camiseta de tirantes de lycra muy ajustada, pero más fea que pegarle a un padre con la mano abierta. Eso no se lo pone nadie con dos micras de gusto.
Salen luego tres generaciones de mujeres Aire Bra. Vamos, la yaya, la hija y la nieta dejando ver el producto que sobresale tras la camiseta escotada de cada una de ellas. Son las Superman de la lencería. La ropa por dentro y los sujetadores por fuera.
Ponte Aire Bra y comparte la experiencia con tu marido. ¿Has escuchado eso? Sí, era la puerta de entrada que ha cerrado la lívido de tu marido antes de ponerse a bajar las escaleras y salir a la calle espantada.

No lo dudéis, si queréis ser personas normales no compréis estos productos. Y si lo que queréis es que la gente os mire cuando camináis por la calle, una de dos id desnudos, o vestiros como si fueseis al Salón del Manga de vuestra ciudad.

Y sobre todo recordad:
Somos gente de humor. Siempre.

4 comentarios:

  1. Hay uno que me tiene enamorada que se llama IT WORKS... Lo vimos como tres veces seguidas y no supe captarle la esencia... Échale un vistazo!! XD

    ResponderEliminar
  2. En Venezuela llamamos a esos engendros de ropa interior: "Mata-pasiones". Vaya que son realmente feos. Mejor me quedo con los de Victoria Secret.

    Odio esas publicidades en las que promocionan el producto como si fuera la panacea del mundo, y no son más que objetos de pésima calidad que estafan a la gente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Uoooo desde el otro lado del charco. Gracias por visitar mi blog. Aquí nos tomamos esos vídeos con mucho humor. Si quieres verlo por ejemplo busca "Batamanta" en youtube.
    Un saludo

    ResponderEliminar