3 sept. 2012

Operación Bikini

Empieza la temporada laboral para todos aquellos afortunados que todavía tienen algo en lo que laborar. Muchos están con eso de la depre post vacacional. Y por eso he pensado intentar animaros un poco con esto que tenía reservado. Espero que os guste.
  Empieza la primavera. Época de operaciones.

Operación salida de las vacaciones de Semana Santa, Operación retorno de las vacaciones de Semana Santa, Operación mierda la justa, que es cuando se abren las ventanas de la casa, se ventila y se elimina el olor a hibernación osezna, se limpia y se hace el cambio de armario. Operación selección de la canción del veranito. Y la no menos importante finalización de la Operación Bikini.

La operación Bikini consiste en realizar un conjunto de barbaridades con la intención de perder la totalidad de kilos que se han ganado entre los meses de Octubre y Marzo, en un tiempo record de treinta días. Dietas milagrosas a cual más disparatadas para lucir un cuerpo perfecto en la playa, aparecen en las revistas más de moda a partir del mes de Abril.

Pierde 3Kg en tres días con la dieta de la albóndiga. Comes una albóndiga el primer día y luego pasas dos corriendo sin parar. Pierde 5Kg en seis días con la dieta del coco. Pierde 2Kg al día con la dieta de la Trucha. Sal a correr cada mañana y aliméntate del agua de la ducha.

Una salvajada. Luego ves a la gente caerse por los puestos por inanición.

Y si me dijeses que es para algo relacionado con la salud, aún te diría bueno vale, pues ves a un dietista (Como el de la película de Martín Piñol) pero no. Es para otra cosa que es lo más antinatural que existe. Ir a la playa.

Un proceso que consiste en recorrer una distancia X directamente proporcional a lo lejos que vivas de ella. Desvestirte para quedarte en un tipo de ropa interior que es igual a la que se usa normalmente pero hecha con otro tipo de tela. Tumbarte sobre un trozo de tela del mismo tamaño aproximado que todo tu cuerpo desde la cabeza hasta los tobillos. Porque una cosa es cierta. Ya puedes comprar la toalla todo lo grande que quieras, que tus pies siempre saldrán por algún lado de ella.

Pues como decía. Tumbarse al sol e ir refrescándose de vez en cuando. Sentarse en la toalla con las gafas de sol para que no se vea la mirada que queda fija en el trasero de la muchacha que intenta meterse en el agua pero que la encuentra demasiado fría y que solo viste un pequeñísimo trozo de tela que apenas le cubre. Hija, Para meterse en aguas frías, lo mejor es el neopreno.

Yo pensaba el otro día. ¿Cómo sería eso en el pasado? Pero en el pasado romano, no en el siglo XIX.
Y no me entra en la cabeza ver una caravana de caballos y carros…

Fecha estelar: Año 2 e.c (Para los no Católilcos o científicos en general, e.c significa Era Común y equivale al tradicional Después de Cristo)
Lugar: Autovía Apia 2. Cerca de algún punto marítimo de Italica.

-¿Falta mucho mamá?

-Calla Rómulo ya falta poco. ¡Espartacus! Ven que te pongo protección solar.

-¿Estás segura que hay que proteger tanto al esclavo Calpurnia? De tanto frotarle el aceite, va patinando en lugar de caminar.

Fecha estelar: Año 2 e.c.
Lugar: Autovía Apia 7. Cerca del mar de Galilea (Palestina)

-¿Falta mucho mamá?

-Calla Ananías, ya falta poco. ¡Malaquías! ¿Por qué estamos parados?

-Allá adelante hay un par de burros parados.

-Pues ve y diles que se aparten.

-Por burros me refiero a los animales, que se han accidentado. Parece ser que el de delante hizo sus necesidades, el de detrás resbaló con ellas y perdió la carga.

-¡Vaya por Yavéh!

-¡Mujer! No pronuncies el nombre de Dios en vano. Has sido tú la que quería ir a la playa en hora punta

-Pero es verdad.

-¿Falta mucho?

-Mira, mira. Una hora de caravana con el calor del desierto, aguantar al niño con el falta mucho, falta mucho y…

-Y espera que todavía tenemos que pasar por el peaje de Galilea. Los Romanos han subido el precio. Que dicen que mantener las vías es costoso y los materiales los importan de Ásia.

-Da la vuelta al asno que volvemos a casa.

Fecha estelar: Año 2 e.c
Lugar: La Gran muralla (porque al estar en China, ellos ya dan por sentado que es china y sólo la llamaban La Gran muralla, salvo en un pueblecito llamado Tan Dao Vien, que era una colonia turolense. Ellos la llamaban La tapia)

-¿Falta mucho mamá?

-¿Falta mucho para qué? si hace dos horas que hemos llegado.

-Chun Li ¿Te has acordado de traerme los libros?

-Aix. Creo que me los he dejado junto a la cómoda. ¿Pero para qué quieres tú un libro?

-Mira. Bruce Lee, yo no voy a ser menos. (Chiste malo patrocinado por Funeraria Romualdo)

-Cuidado. Mirad para otra parte. Se acerca un Japonés vendiendo colgantes hechos de caracolas, cocos y ofreciendo masajes. No le miréis a los ojos que se acercará.

Y podría seguir con todo tipo de culturas. Pero me dejo algo. Ah, sí. Las recomendaciones prácticas para la buena operación Bikini. Alimentaos bien, carne, pasta y pescado y de postre fruta o un yogur de bífidus. De los de Carmen Machi o de otros. Si queréis acelerar el proceso siempre podéis recurrir a las siguientes dietas.

1-Dieta Machi. Alimentarse solo de yogures con bífidus y bebidas isotónicas.

2-Dieta Duncan. El dietista e inmortal Duncan McCloud te deja sin cabeza para que no puedas comer ni engordar.

3-Dieta Z. Que consiste en lanzaros a un rio contaminado con productos químicos con la esperanza de que muráis y al cabo del rato resucitéis como zombis.

Y creo que con esto terminan mis consejos y opiniones sobre la operación bikini y el ir a la playa.
Portaos bien y recordad:
Somos gente de humor. Siempre.

2 comentarios:

  1. Tronchantemente real, amigo Dani. Prometo firmemente no volver a caer en la Operación Bikini jamás. Y también prometo no volver a decir mentiras.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también he caído en la Operación Bikini. Temas de gordacos y tal. ;)

    ResponderEliminar