20 sept. 2012

Spots dentales

A raíz de mis problemas bucales ya mencionados en anteriores post como este de aquí, parece ser que me he obsesionado con los spots publicitarios de cuanto tiene que ver con el tema.


Seguro que vosotros habréis visto más, pero por el momento yo voy a mencionar unos casos que me han dado que pensar, en que hay que tomarse estas cosas con humor. Por ejemplo, el típico spot en el que una señorita va por un centro comercial y es asaltada por el comercial de una famosa marca de dentífricos preguntándole si se ha lavado bien los dientes esa mañana. Un guionista normal habría continuado la acción de la siguiente manera:

Señor comercial asalta a señorita agarrándola del brazo y poniéndole ante las narices un micrófono del tamaño de una sandía.

Comercial: -¿Se ha lavado esta mañana los dientes?

Señorita mira seria al comercial. Baja la mirada hasta el brazo que el hombre le agarra.

Señorita: No toques. ¿Para qué tocas?

Señorita le propina una paliza al comercial y al cámara.

Ahora me pongo en el lugar de la señorita.

Yo personalmente habría soltado alguna bordería del tipo:

¿Y usted se ha puesto gallumbos limpios?

Pero bueno. Por educación aguantas el primer golpe con una sonrisa.

Pero acto seguido, el hombre saca un pistolón (Que no es más que un lector de códigos de barras de esos que se utilizan en las tiendas) y te dice, sin darte opción a negarte:

-¡Comprobémoslo!

Es cuando te agarra la cara por la mandíbula y te hace abrir la boca mostrando los piños cual esclavo en las colonias indianas, haciendo ver que te escanean.

-¡Felicidades! Tiene usted la boca como un vertedero de basura.

Entonces te muestran la imagen de la piñata de una especie desconocida, rebosante de bacterias de color verde, alguna de las cuales son más grandes que el cebo que se usa para pescar sardinas.

-Madre mía como tiene usted la boca. ¿Qué padece algún tipo de enfermedad medieval?

-Normal, me he lavado los dientes al despertarme, pero son las dos de la tarde y acabo de comer amigo. De todas formas yo no tengo esos colmillos. ¿Está seguro que esa foto es de un ser humano?

Es cuando se palpa la tensión en el ambiente. Una batalla dialéctica que solo puede acabar en muerte o salida al cine con los amigos.

-Estamos seguros. Esa es su boca ahora mismo ya que no se cepilla usted adecuadamente.

Pero no te lo dicen con discreción. Te lo dice voz en cuello delante de todos los visitantes del centro comercial y ante las cámaras de televisión. Y te entran unas ganas terribles de morderle a ver si le contagias algo al mismo nivel de las pelis de zombis de los 90.

Y si por otro lado les demuestras que te has lavado bien los dientes, te dicen que siempre pueden quedar restos y bacterias muy malas que pueden destruirte hasta el alma si te descuidas. Entonces te presentan su producto indicándote que es lo mejor para luchar contra esas bacterias. A lo que aquí el menda, habría contestado que se equivocaba. Que según la explicación que me acababa de dar sobre estas bacterias bucales tan chungas que pueden provocar el fin del mundo, la única forma de terminar con ellas, bajo mi experiencia en el campo de la ciencia ficción sería:

Que o bien el cepillo de dientes tiene; a parte de las cerdas anatómicas y el limpia lenguas de goma nuclear, un lanzallamas. O bien el dentífrico tiene las mismas propiedades químicas que la sosa caustica o el ácido molecular de un Alien. Cosa que frenaría la proliferación de las bacterias, pero por contrapartida también la proliferación del ser humano.

Otro caso es el típico anuncio que apela a la sensibilidad dental. Al principio pensaba que eran actores, pero al ver dos o tres de esos, me di cuenta de que era imposible que un actor fuera tan seco. A no ser que todos ellos fueran Steven Seagal.

Pues parece ser que ahora todo es sensibilidad dental. Al final, en lugar de ir al dentista, iremos al psicoanalista. Al fin y al cabo son igual de caros…

Estos anuncios vienen a decir que te limpies los dientes con masilla para sellar agujeros. Y yo me pregunto ¿eso es sano? Es como los desodorantes esos que vienen en formato pasta. Que en la publicidad te dicen cosas como: No dejes salir el sudor.

Amigos ¿Qué queréis que hagamos sacar la lengua y sudar como los perros? ¿Inundarnos por dentro de sudor?

Ahora también se han puesto de moda los anuncios que simulan un estudio con gente normal. De esos que para nada parecen ni actúan como verdaderos actores. Y te dicen que podrías tener la enfermedad de las encías. ¿Qué enfermedad amigo? Gingivitis, Periodontitis. Es como decir que los que hacen spots publicitarios tienen la enfermedad de la cabeza. ¿Cuál de todas ellas?

Hagamos la prueba del hilo dental.

-A mi me sale un poco de sangre pero eso es normal ¿no?

-Sí, si lo que usted tiene es una enfermedad hemorrágica grave. ¿Ha jugado recientemente con monos procedentes de alguna exportación ilegal africana?



Tengas la enfermedad de las encías, sensibilidad dental o la boca más sucia que el cuarto de un adolescente huérfano. Cobra ánimo. Los piños se te caerán igual tarde o temprano. No tengas miedo a ir a un centro comercial. Afortunadamente no es lo único que te puedes encontrar allí. Siempre te puede salir Carmen Machi recomendándote que te tomes un yogur con bífidus, que dicen que va bien para los dientes.

Disfrutad del día y recordad:

Somos gente de humor. Siempre.

3 comentarios:

  1. Grandioso como siempre Dani!!! Que risas... Menos mal que en la oficina no me dicen nada... XD

    ResponderEliminar
  2. Uo mil gracias. Mira. En ocasiones te hago reir, por las veces que te hago llorar muajajajaja (risa de villano)

    ResponderEliminar