25 dic. 2012

La Navidad



Queridos compañeros.
Cada día que paso en este planeta me asombro más y más convencido estoy que no tenemos nada que hacer aquí. Si viniéramos a por los recursos naturales del planeta; aún por eso vale. Pero conquistar por conquistar…
Y es que esta gente está demasiado preparada para el sufrimiento. Por ejemplo. Aquí celebran una cosa llamada Navidad, que por lo que he entendido es un intento de suicidio colectivo que sale mal y año tras año lo intentan de nuevo.
El proceso se inicia escasos días después de las vacaciones de verano. Cuando colocan una iluminación especial en las calles que cuando se enciende genera un mayor consumo y por consiguiente una aceleración del proceso de destrucción del planeta por contaminación.
Algunas semanas después se inicia una campaña brutal de lavado de cerebro a los niños, mediante la que se intenta que estas crías de humano se revelen contra sus progenitores al grito de “Quiero esto y esto y esto y esto” Se dan casos de violencia extrema y llantos, cuando el trabajo realizado por la campaña de publicidad y la imposibilidad de los padres de aportar toda la lista de objetos que el niño ha pedido se traduce en maltrato psicológico. Lo más fuerte es que algunos de esos padres graban en vídeo esa reacción monstruosa y lo cuelgan en internet para deleite del resto de seres humanos.
Ahora os explicaré el proceso final que sigue una semana antes del día de la celebración.
Las parejas se discuten:
A)     Por la elección del lugar de celebración de la fiesta. En casa de los padres del macho o en casa de los padres de la hembra. El resultado siempre es el mismo. Nochebuena en casa de los padres de él. Fin de año (Que es el segundo intento de suicidio colectivo anual) con los amigos, que la fiesta es más loca y Reyes (que es el momento resignación “Bueno, vale ya lo intentaremos a final de año) En casa de los padres de ella.
B)      Por la elección de los regalos para los familiares. Saltándose toda lógica sobre los deseos de las personas. Cada uno regala lo que le sale de las narices o lo que en su inmensa ignorancia cree que le irá mejor al ser humano al que se obsequia. Pero la pelea viene, porque ella quiere comprar lo más caro y mejor para los suyos y él quiere hacer lo mismo.
C)      Porque en opinión de los dos, ir a comprar los regalos el mismo día en que deben regalarlos es un suplicio. Eso les genera una ansiedad y un mal genio que provoca peleas por tonterías.
Y es que tienen la costumbre de ir en manadas a comprar lo mismo a los mismos sitios. Cosa que matemáticamente impide que todos se salgan con la suya. Según sus palabras, es día de paz, amor y buenos sentimientos, pero en los grandes almacenes o tiendas donde se venden estos regalos, pueden verse golpes, empujones, discusiones, ataques verbales y físicos y un montón de cosas más.
Ah. Por lo general, A, B y C se dan en conjunto.
Esa noche, todos se juntan a la mesa para pegarse un atracón de comida con la intención de morir en el intento, acompañado de un atracón de bebida, para que; si sale mal el intento de suicidio, amenizar y olvidar los sucesos de esos días. Ya que se juntan. Las compañías familiares a las que sólo ven ese día y algún otro. Al no verse el resto del año, un proceso mental muy extraño, propicia que toda la basura sentimental y rencor que han acumulado durante ese largo periodo de tiempo, se lo tiren unos a otros en modo de peleas y discusiones.
En la televisión sale una especie de líder haciendo un discurso que a unos gusta mucho, a otros no gusta nada y el resto no entiende. Luego hacen unos programas muy bizarros que llaman galas y en los que un presentador condenado al retiro intenta hacer gracia a un público que no le presta atención.
Los niños no dejan de pelearse con sus familiares de igual grado, por cosas tan absurdas como que uno dice que sí y el otro dice que no. Signo inequívoco de que la tradición se perpetuará con las generaciones.
Las peleas del día anterior. El estrés de ese mismo día. El ambiente cargado que se respira. Pero bueno. Al día siguiente y hasta un par de semanas después del comienzo del año siguen sucediendo cosas que en nuestra sociedad serían insoportables.
En otros comunicados os lo comentaré.
Se despide de vosotros vuestro camarada Fermín.
Fin de la transmisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario