1 ene. 2013

Nos falta Rock & Roll

Lo que he de decir no tiene que ver con la política. Lo que pasa es que voy a hablar por la parte que nos toca a los catalanes (por costumbres, A.D.N o lo que queráis) pero es extrapolable a cualquier otra parte del planeta. A raíz de una conversación en Twitter de dos personas a las que tengo en alta estima, no solo por ser como son (siempre apoyando y ayudando en todo lo que pueden a gente como yo) si no por el trabajo que realizan. Empecé a comerme la cabeza. Dar un impulso a la cultura catalana no es difícil. Hay que ser vistosos y eficientes. Pero nosotros mismos nos frenamos. La cultura catalana tiene algo muy importante. Es eso tan nuestro llamado “Seny”. El “seny”, algo que desde el resto del territorio español se ha considerado sólo como “sentido común” es algo más que eso. Es ese sentido común pero en base a unos valores y normas sociales bastante tradicionales. Es una buenísima característica como motor de nuestra cultura, pero sólo si viene acompañada de otra de la que carecemos. Nos falta Rock & Roll en las venas. Mientras pensaba como escribir esta opinión, estaba yo escuchando Scorpions. Leches. Un grupo que ha triunfado en todo el planeta. Ha llevado su música a todas partes y en casi todos los países son conocidos. Rock americano en estado puro. Ah. Pues no. Son alemanes. Vaya. ¿Quién lo diría? Y cuando yo era pequeño y escuchaba Europe. ¿Qué eran yanquis? No. Suecos. ¿Y Astérix y Obélix? Franceses ¿El ánime y el Manga? Japoneses. No, de verdad. Parece que confundamos el éxito de un buen trabajo realizado con esfuerzo, con el triunfo efímero de estos productos en forma de persona que crean los programas de televisión. Deberíamos despertar de una vez y saltar bien fuerte. Tenemos una gran tradición emprendedora y hemos realizado grandes cosas, pero ese tradicionalismo rancio que veo ilustrado con el caliqueño, la barretina y la masia nos frenará de por vida. Está bien mantener las raíces culturales siempre y cuando no nos anclemos en ellas. Pasemos al siglo XXI de una vez con todo el equipo. Seguro que en la ecuación para el impulso de la cultura catalana me dejo datos y factores. Pero estas son las que creo esenciales: La eficiencia que aporta el seny, ya la tenemos y seguro que la podemos mejorar. Pero la vistosidad americana no la tenemos. No arrancamos con esa chulería nata que tienen los tíos del motocross, el rock & roll y los vaqueros. Con esto sólo quiero dar ánimos a todos aquellos que tengan proyectos en marcha. A los que no entendáis lo que he dicho. Sustituir las raíces y costumbres catalanas por las de vuestra región. Es exactamente lo mismo. Ánimo a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario