27 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 7

-Bueno. Pues ya está. Ale.
-Eh. Espera un momento.
-¿Qué pasa ahora?
-¿Cómo que ya está?
-Pues que ya está ¿no?
-¿Y no piensas decir nada más?
-No sé. ¿Qué crees que debería decir?
-No sé. Esto es muy triste. Ale. Llegas, lo preparas todo y ¿se terminó?
-Bueno. Siempre se ha hecho así.
-¿Y no dices nada más? Ni una cita bíblica, ni una frase chula, ni un sermón...
-Eso es un poco como un cliché ¿no? Es más. Esto no es una peli de Tarantino y el guionista es malo de narices. Parece que vaya todo el día drogado con las cosas que nos hace hacer. Y total, para empezar a pintar una habitación no creo yo que me tenga que poner en plan Samuel L. Jackson.
-Ya. También tienes razón.

Zip. Zap

-Eh. Un momento. ¿Qué leches hacemos ahora apuntándonos con nuestras armas en plan peli de John Woo?
–Debe ser el guionista que nos ha leído decir que es muy malo.
–Cierto. A veces se me olvida que los guionistas son los dioses de nuestro universo. Y están muy rabiosos por el poco reconocimiento que reciben. Siempre les dan los premios a los actores o a los directores, pero no a los escritores, cuando son ellos los que deciden nuestro destino.
–Cierto. Por eso este ha decidido que te me aparezcas apuntando con tu arma con camisa, corbata y tutú rosa.
–Vaya. Veo que quiere terminar con nosotros de una forma bizarra a la par que ridícula.
–Un poco típico de esa mente enferma.
-¿Acabas de llamar enfermo a la persona que tiene nuestro destino en sus manos?
–Pues básicamente sí. Pero es que mira, por allí se acerca Bruce Willis blandiendo una sepia. ¿Tú crees que eso es normal?
–No. Claro que no. ¡Hello Bruce!
–¡Yeepi kay yay!
–Creo que no deberías…
–Eh. Calla, calla que se acerca. ¡Hay! ¡¿Pero qué hace?! Bruce Willis me ha pegado en la cara con una sepia.
-¿Ves? No deberías haberle dicho eso. Se siente encasillado.
–Lo tendré en cuenta para un futuro. Si es que hay futuro tras este capítulo.
-¿Sabes una cosa Premutos?
–Dispara Billy.
–Jajajaja Ni aunque te encuentres en una situación de vida o muerte dejarás de ser un cachondo.
–Hombre. Hay que ser positivos.
–Pues que quería decirte que… ¿Sabes eso que pasa cuando se te encasquilla el arma?
–Sí.
–Pues hace ya unos minutos que me ha pasado.
–Buf. Menos mal. Pensaba que era yo el único con el arma encasquillada.
–No. Pues mira. Yo también.
–Me estás diciendo en otras palabras que hace unos minutos me has intentado matar. Te das cuenta ¿no?
–Bueno. No había caído, pero ahora que lo dices veo que tú también lo has intentado.
–Sí. Justo cuando Bruce me ha dado con la sepia en toda la cara se me ha disparado el arma y me he dado cuenta.
-¿Y ahora qué?
–Será cosa de quedar para mañana.
–Ya puestos a matarnos. ¿Te hace que sea en un duelo? Como los de antes.
–Me encanta lo detallista que eres. Venga pues. Mañana al despuntar el alba.
–Aquí estaré.

                              ¿FIN?



24 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 6


-Recurriendo a la ultra violencia más cruda para ascender puestos dentro de la organización.
-Pues menuda decepción. Yo pensaba que esos videojuegos basados en el mundo del hampa serían más realistas.
-Yo también. Así suben luego los nuevos. Sin ninguna deferencia por los encargos. Que lo dejan todo perdido. Ya no se toman ni el tiempo necesario para enroscar lentamente el silenciador mientras tienes unas últimas y amistosas palabras con el “encargo”.
-¿Qué habrá sido de aquello de hacer pequeños repartos de paquetes de la “carnicería”? O de enviar a los futuros aspirantes cuando aún son niños con sobres repletos de dinero a casa de algún jefe de policía.
-Eso ya se ha perdido. Lo nuestro era más… no sé. Más al estilo de los agentes secretos. Ahora todo es mucho más violento. ¡Zás! Aquí te pillo aquí te mato.
–O lo que podríamos llamar un repentino cambio de los acontecimientos.
–Eso creo que sólo es aplicable si un acontecimiento cambia repentinamente de estado.
–Ah. Y que un tipo esté vivo y repentinamente y sin esperárselo esté metido en el maletero de un coche y sin vida ¿No es un “repentino cambio de los acontecimientos”?
–Técnicamente sí, pero…
–Pero nada. Por cierto. ¿No querías decirme algo?
-Pues sí. Mira. Este fin de semana he escrito un libro. Me ha llamado la atención eso de la ciencia y he decidido dedicarme y mira. Pues que he escrito un libro.
-En un fin de semana.
-Exacto.
-¿Y cómo se titula?
-Un análisis del impacto de la tecnología en los seres humanos.
-Oh. Pues parece muy profesional. A ver. Pues léeme algo.
-Muy bien. Te lo puedo leer todo, si quieres. Mira. Le he puesto muchas imágenes que documentan bien mis razonamientos.
-Vamos a ver.
-Venga. Vamos allá. Ejem. Un análisis del impacto de la tecnología en los seres humanos. Por Billy “El Desacierto” Morgan.
-¿Quieres decir que es necesario incluir el mote?
-Calla, calla. Desde que la primera piedra tuvo un efecto en la primera vida, la tecnología siempre ha impactado a la humanidad. Ya sea para bien o para mal. Quisiera centrarme principalmente en las diferencias sustanciales de dichos impactos. Por ejemplo. En los viejos tiempos si agarrabas a un humano y lo lanzabas contra una televisión, pues esta se rompía y el humano entraba hasta el fondo de la caja tonta. Hoy día cuando impactas una televisión de plasma o LCD sobre la cabeza de un humano, lo haces polvo. Al humano, no a la televisión. Analicemos por contrapartida los teléfonos móviles. Si antes lanzabas por accidente una de esas unidades celulares y esta impactaba contra un humano, este era susceptible de sufrir numerosas fracturas. En cambio hoy día la llegada de los Smartphones ha hecho que los impactos los tengas que hacer directamente con la mano abierta. En el caso que nos ocupa...
-Esto... Espera, espera. ¿Cuando te referías al impacto en la humanidad te estabas refiriendo a estampar objetos tecnológicos en la cara de las personas?
-Claro. ¿Qué otro impacto puede causar la tecnología en las personas?
-Vale. ¿Hablas de los bates de baseball?
-No. ¿Debería?
-Hombre. Antes con los bates de madera era más fácil hacer cantar a los humanos. Ahora con esos de aluminio...
-Creo que tú también lo vas pillando. Venga, vamos a tomar un café y preparamos la segunda parte.

No se pierdan el próximo episodio.

20 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 5


-Primero le golpeó muy fuerte y cuando vio que no funcionaba, peló los cables de una lámpara y le dio varias descargas.
-Qué mal rato.
-Ya te digo. Reanimar a una persona que está ya traspasando, es uno de los peores momentos de la vida de cualquier persona.
-Cierto. A mí me pasó una vez. Tuve que reanimar a un encargo. Justo cuando lo acababa de pelar, me llaman de administración diciéndome; como no, que se han equivocado de persona. Un poco, como me pasó contigo.
-¿Y qué pasó?
-Buf. Un trabajo de miedo. Pues vino todo el rollo de la reanimación, pedirle disculpas cuando ya respiraba de nuevo. Acercarlo a casa... Porque vale. Tu has hecho tu trabajo. El trabajo que te han encargado. Y la cagada es de los de administración. Pero es que la cara visible de la "empresa", eres tú.
-Ya. Pasas un poco de vergüenza.
-Pues mucha. Y luego cuando llegas a su casa cuéntale a su mujer que durante unos días su marido va a experimentar alguna dificultad para hablar, para moverse sólo e incluso para controlar sus esfínteres.
-Madre mía qué mal trago. Pero ¿No quieres decir que te complicas mucho la vida?
-Para nada. Nunca sabes con quién te la estás jugando.
Mira!. Nuestro nuevo “trabajo”. Sigámoslo con discreción.
-Michael “el rencor malicioso” Jurguensen. Un claro ejemplo de lo que te venía contando. Tenemos que ir con cuidado con él.
-¿Por qué? ¿Sabe artes marciales? ¿tiene armas ocultas?
-No. Simplemente es muy rencoroso. Pero mucho. Hasta niveles insondables sólo conocidos con terror por nuestro apreciado jefe.
-No lo entiendo. ¿Qué problema puede ser ese?
-¿Sabes por qué estamos aquí?
-Para “encargarnos” de un “trabajo”.
-Creo que no lo entiendes. Por lo visto nuestro jefe era compañero de Michael en la escuela primaria. Allí. Cuando sólo contaban los dos con seis años, nuestro jefe le lanzó una paloma muerta a Michael. Ya sabes la afición de nuestro jefe por lanzarle cosas muertas a la cara de las personas. Es como un vicio que tiene.
-Sí. Nunca lo he terminado de entender.
-Pues bien. Michael ha pasado cincuenta años guardado ese rencor buscando la forma de vengarse de nuestro jefe. Durante ese tiempo ha ido colocando pequeñas cargas explosivas a todas las palomas que suelen estar en plaza Cataluña. Y al fin, la semana pasada convenció a nuestro jefe para que diera un paseo con toda su familia por esa plaza dando de comer a las ratas voladoras que allí se encontraban.
-¿Me estás diciendo que...?
-No. Primero tiró un petardo que las hizo elevarse un par de metros antes de hacerlas reventar en pleno vuelo. Imagina. La venganza sobre él y sobre toda su familia.
-Asombroso. Qué par de narices.
-Fue precioso de ver. Un poco como Carrie. Pero haciendo un verdadero servicio a la comunidad.
-Cierto.
-Por eso me da pena ahora tener que “encargarnos” de él.
-Mira, mira. ¿Qué está haciendo?
-Le está poniendo un explosivo a un gato. Esto empieza a parecer obsesivo.
-¡Oye Michael! ¿Te encuentras bien?

[Lamentamos no disponer de un efecto sonoro. Como lector experimentado disculpa si te propongo un simple...]

¡BOOOOOOOOM!

-Mira tú por dónde. Ya no tendremos que “encargarnos” de este problema. ¿Sabes eso que pasa?
-Tío. Lo has asustado.
-Bueno. Para ser un genio del rencor y la paciencia tenía un poco los nervios a flor de piel.
-¿Sabes? Desde que vinimos del desierto, a veces me das miedo.
-Lo sé. ¿Un café?
-Pues claro.


No se pierdan el próximo episodio. 
[Fuente de la foto: Taringa.net]

14 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 4


-Y ellos miden la resistencia de una masa al cambio de velocidad. Masa inercial creo que la llaman.
-Alucinante. ¿Y cómo lo hacen?
-Pues aprovechamos cuando hay que hacer cantar a alguien. Entonces vienen los de la facultad de física, me ponen unos electrodos en la mano, a la que llaman masa, y luego miden el efecto que tiene el cambio de velocidad de mi "masa" al impactar contra la "resistencia" que vendría siendo la cara de la persona a la que hay que hacer cantar.
-Magnífico.
-Sí bueno. Yo todo esto lo hago por dinero. La ciencia no es muy de mi agrado ¿sabes?
-Corren tiempos difíciles.
-¡Exacto! Y toda oportunidad es buena para ganar dinero. Si los de la facultad de física pueden resolver problemas viendo como le hincho la cara a un soplón con la mano abierta, y encima me pagan por ello... ¿Quién soy yo para oponerme a los caminos de la ciencia?
-Pues en términos astronómicos, ni tú ni yo somos nadie.
-Premutos amigo. Ya te he dicho que a mi eso de la ciencia no me va mucho. Así que no vuelvas a comparar nada ni a nadie en esos “términos” o verás en primera fila como mi “masa” cambia de velocidad en tu misma “resistencia”.
-Bueno, bueno. Como nos ponemos.
-A todo esto. ¿Tu mujer sabe a qué te dedicas?
-Bueno... no bien, bien.
-¿Utilizas el viejo truco de las ambigüedades?
-Hombre... Yo...
-Nada hombre. ¿Sabes que le digo yo a mi mujer?
-Dime.
-Pues que soy repartidor de desayunos y meriendas.
-Pe, pero... eso es mentira.
-No del todo amigo. Mira ¿ves esta mano?
-Sí.
-¿Ves esta otra?
-Claro.
-Pues con esta reparto las leches y con esta las galletas. Jaaaajajajajaja.
-Oye Billy. ¿Te has levantado particularmente violento hoy?
-Sí amigo. Creo que algo está naciendo en mi interior. En realidad no te lo he dicho antes, pero yo creo que también regresé diferente de nuestra experiencia desértica y alienígena.
-Vaya. Pues eso no debe ser muy bueno para las “resistencias” de nuestros “no trabajos” jajajaja
-Mira tú. Me has dado una idea. Creo que me veo capaz de desafiar la teoría de la relatividad usando mi mano derecha y la cara de algún soplón de los bajos fondos. ¿Ten ves llamando a la facultad de física que yo voy calentando con aquel muro de hormigón?
-Oye Billy. Lo de la teoría de la relatividad, ¿eso es de Albert Einstein?
-Ni idea. Ya te he dicho que lo mío con la ciencia se limita a las pruebas empíricas. Para mí que ese Einstein es un tío que se saca fotos y las sube a Facebook poniendo frases raras que todos creen entender pero que en realidad son tan neutras que sirven para cualquier situación.
-Ah. Oye. Que dicen los de la facultad que vienen en un plis plas.
-Pues vaya unidad de tiempo usan estos también. Podrían concretar más. ¡Mira allí! ¡Es Marti “cara de cemento armado con varillas del doce” McFinn! ¡Vayamos a por él! Ya tenemos “la resistencia”.


No se pierdan el próximo episodio.

12 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 3

-Metiéndoselo todo por el orificio trasero.
-Espera, espera. Tiendo. Or. Icio. Tra-se-ro.
-Y así es como rellenamos el pavo en mi familia desde la época colonial.
-Interesante.
-Y no olvides apuntar lo de echarle un chorrito de bourbon al relleno. Le da más sabor.
-Sí, sí. Ya lo he anotado todo bien.
-Pues venga. Cojo la chaqueta, me despido de mi mujer y nos vamos.
-Espera un momento Billy. Quiero hablarte de una cosa.
-¿Que sucede Premutos?
-Desde que regresamos del desierto en calzoncillos, escapando de aquella nave extraterrestre, no he vuelto a ser el mismo.
-¿Qué te pasa, amigo? ¿Estás confundido por el pequeño incidente de la puesta de sol?
-No. No es bien, bien eso.
-Entonces ¿qué es lo que perturba tu alma?
-¡Vaya! Te has despertado poeta. Pues no sé. Noto como un extraño zumbido todo el tiempo.
-Pues lo mismo sí que les dio tiempo a hacer algo con tu cuerpo inconsciente mientras los seguidores de la serie no leían.
-Ah. Misterios de las series. Eso que usan los autores para luego hacer un DVD con los extras.
-Sí. Y si me fuerzas, yo diría que han seguido la misma receta que te acabo de dar para el pavo Jejejeje.
-También te has levantado gracioso.
-Vamos a ver. Ponte junto a la tele. Dicen los estudios que si te han implantado un emisor, este producirá interferencias en la señal de televisión.
-¿Qué estudios?
–Unos del canal Historia en el que sale un señor con los pelos muy mal peinados y que piensa que los extraterrestres están en todas partes. Pero no preguntes tanto y ponte.
-Vale. ¿Aquí?
-Sí. No espera. Muévete un poco a la derecha.
-¿Así?
-Sí. Justo así. Vamos a ver.

[Querido lector. Introducimos ahora unos minutos musicales. Como estás leyendo, quizás quieras que te recomendemos algún tema adecuado para la ocasión. Aquí te dejamos uno. http://www.youtube.com/watch?v=FAgfBBDrb0E Cuando termine el tema puedes seguir leyendo. Muchas gracias.]


-Ejem.
-Sí. Un momento
-¡Ejem!
-Sí, sí. Un momento
-De un momento nada, que llevamos así media hora.
-Oh. Perdona. Mira. Tenemos suerte. No te han introducido un emisor.
-¿Ah, no? Buf. Pues mira tú que bien. Me acabas de quitar un enorme peso de encima Billy.
-Sí, sí, bueno. Lo que sí te han puesto es un receptor. Y mira qué calidad de imagen.
-Hombre. ¿Se te ve mejor el Canal+?
-Pues para no tener ni antena ni decodificador... ya te digo si se ve bien. Muévete un poco a la izquierda ahora. A ver...


No se pierdan el próximo episodio.

10 ene. 2014

Día de Reyes

Llamadlo como queráis. Un sistema consumista, la despreocupación de unos padres demasiado ocupados en sus quehaceres, el propio A.D.N. O un simple compendio de todos los males del universo. Algo había hecho de aquel niño un monstruo repelente. Todo su diminuto cuerpo de diez años era un saco de deseos. Cada una de sus neuronas emitía estímulos que le hacían anhelar cada elemento que aparecía en su televisor LED de sesenta pulgadas.
Cuando no lo conseguía gritaba. Cuando gritaba pataleaba, insultaba y demostraba el peor desprecio que un ser humano podía ofrecer a sus progenitores.
Era 25 de Diciembre. Día del Sol Invicto celebrado por los romanos y que el emperador Constantino implantó  como celebración del nacimiento de Jesús. Es un detalle que a nadie le importa. Pero teniendo en cuenta que Jesús vivió 33 años y medio y murió entre el mes de marzo y abril, lo más probable es que naciera entre septiembre y octubre. Pero… ¿quién lo celebraría en octubre?
Todos a la mesa para degustar los platos de la tradicional comida de navidad. Los familiares habían traído sus regalos con la típica frase:
-¡Mira lo que ha dejado Papá Noel para ti en mi casa!
Su necia respuesta preocupó a un amigo de la familia.
-¿Y para qué ha tenido que ir a tu casa sabiendo donde vivo yo? Y encima te ha traído algo que yo no quería. ¿Ropa? ¿Quién quiere ropa?
Gritos y enfados que abochornaron a sus padres ante todos.
Este amigo se acercó al padre.
-Si quieres solucionar este problema yo tengo la solución.
El niño miraba a los dos de forma desagradable. Intentaba descifrar qué hablaban pero sólo vio a su padre asentir y darle la mano a aquel viejo compañero de trabajo con el que había entablado una íntima amistad.
Pasaron los días.
Nubes que amenazaban con destruir toda la ilusión de los niños durante la cabalgata, cubrían la ciudad. El niño repelente se sentía aburrido y asqueado por estar allí cuando podría estar a los mandos de su cónsola de vídeo juegos realizando alguna operación encubierta en alguna aldea de Afganistán. Imaginó como verían las nubes desde lo alto y vio un plano cenital de toda la avenida iluminada con miles de bombillas y las carrozas circulando y despidiendo cantidades enormes de caramelos, la mayoría de los cuales quedarían incomibles tras impactar contra el asfalto.
Al pasar la carroza de Baltasar, el niño sintió un estremecimiento cuando el Rey lo miró directamente a los ojos y pasó de sonreír amablemente a mantener un semblante serio. “Lo sabe” pensó inmediatamente el chaval.
-¿Qué te pasa?-. Preguntó el amigo de su padre que se adelantó hacia la carroza y tuvo unas palabras con su Majestad el Rey, el cual aceptó un algo que le entregó y volvió a sonreír a todos saludando y lanzando caramelos.
Eran prácticamente las once de la noche cuando sus padres, cansados ya de decirle que se fuera a dormir le autorizaron a permanecer despierto pero en su habitación y con la puerta cerrada.
Allí estuvo unos minutos matando insurgentes con un trozo de plástico repleto de botones entre sus manos.
De pronto la puerta de su habitación saltó por los aires y milésimas de segundo después también lo hacía el del sobresalto.
Cuando pudo reaccionar y ver qué era lo que sucedía se topó con un hombre negro de casi dos metros de altura, vestido como vestían los reyes y apuntándole con un arma en plan pandillero de Los Ángeles al grito de:
-¿Dónde está tu Papá Noel ahora? ¿Eh?
La habitación no tardó en llenarse de un olor que sólo se podía reproducir el miedo o una fuerte gastroenteritis.
- ¿Tú quieres decir que ha sido buena idea asustar al chaval de esta manera? ¿No encuentras excesivo lo del arma?
-Ya me contarás el próximo día de Reyes.



5 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 2

-Dejando el cuerpo colgado boca abajo. Luego lo despedazan y algunas partes las trituran.
-Y ¿Cual es tu secreto?
-¿Mi secreto? Darle un buen masaje a la carne antes de ponerla en la parrilla. Así las hamburguesas quedan perfectas. Lo aprendí en una de las pelis de Arma Letal.
-Ah. Con Mel Gibson.
-Y Danny Glover.
-Ya no se hacen películas como esas.
-De no ser por esas películas de los ochenta y noventa, ahora no estaríamos los dos aquí. Cogidos de la mano. Caminando por el desierto vestidos tan sólo con nuestras botas y nuestros calzoncillos.
-Tienes un don especial para describir cosas que en principio son positivas de manera que parezcan auténticos horrores infernales.
-Pero es cierto ¿no?
-Sí. No deja de ser cierto, pero en realidad, gracias a esas películas hemos podido escapar de una nave extraterrestre en la que iban a experimentar diferentes formas de tortura con nosotros.
-¿Cómo sabes que iban a hacer eso?
-También por las películas de abducciones de los 90.
-Jajaja. Cierto. Oye una cosa. Hablando de abducciones. ¿No crees que les sería más fácil que llamaran a la puerta,se presentasen y luego bajo el pretexto de enseñarte los misterios más asombrosos del universo, llevarte a su nave espacial y allí echarte una droga en la bebida que te dejase inconsciente para poder hacer de ti lo que quisieran?
-¿Como en algunas discotecas de Ibiza?
-Exacto. No entiendo el porqué de tanto rollo.
-Supongo que es una puesta en escena.
-Ah. ¿como todo eso de hablar con voz como afónica de los capos de las familias?
-Exacto.
-Vale.
-Otra cosa Billy.
-Dime, Premutos.
-Cuando expliquemos esto a nuestras familias y amigos, omitiremos deliberadamente el detalle de que ahora mismo estamos cogidos de la mano. ¿Ok?
-¿Que problema hay?
-Pues que no es muy normal que dos hombres hechos y derechos y completamente heterosexuales caminen en gallumbos por el desierto cogidos de la mano.
-¿Sabes que tienes un don especial para matar la magia del momento?
-¿Qué magia? Pe, pero... ¿qué dices?
-Bah. Déjalo. Volvamos a casa caminando hacia la puesta de sol. ¿de verdad que no lo encuentras romántico? Na, na, naaaa...


No se pierdan el próximo episodio.