27 ene. 2014

Lo que sería la (a)típica conversación entre matones del hampa Season 2 Chapter 7

-Bueno. Pues ya está. Ale.
-Eh. Espera un momento.
-¿Qué pasa ahora?
-¿Cómo que ya está?
-Pues que ya está ¿no?
-¿Y no piensas decir nada más?
-No sé. ¿Qué crees que debería decir?
-No sé. Esto es muy triste. Ale. Llegas, lo preparas todo y ¿se terminó?
-Bueno. Siempre se ha hecho así.
-¿Y no dices nada más? Ni una cita bíblica, ni una frase chula, ni un sermón...
-Eso es un poco como un cliché ¿no? Es más. Esto no es una peli de Tarantino y el guionista es malo de narices. Parece que vaya todo el día drogado con las cosas que nos hace hacer. Y total, para empezar a pintar una habitación no creo yo que me tenga que poner en plan Samuel L. Jackson.
-Ya. También tienes razón.

Zip. Zap

-Eh. Un momento. ¿Qué leches hacemos ahora apuntándonos con nuestras armas en plan peli de John Woo?
–Debe ser el guionista que nos ha leído decir que es muy malo.
–Cierto. A veces se me olvida que los guionistas son los dioses de nuestro universo. Y están muy rabiosos por el poco reconocimiento que reciben. Siempre les dan los premios a los actores o a los directores, pero no a los escritores, cuando son ellos los que deciden nuestro destino.
–Cierto. Por eso este ha decidido que te me aparezcas apuntando con tu arma con camisa, corbata y tutú rosa.
–Vaya. Veo que quiere terminar con nosotros de una forma bizarra a la par que ridícula.
–Un poco típico de esa mente enferma.
-¿Acabas de llamar enfermo a la persona que tiene nuestro destino en sus manos?
–Pues básicamente sí. Pero es que mira, por allí se acerca Bruce Willis blandiendo una sepia. ¿Tú crees que eso es normal?
–No. Claro que no. ¡Hello Bruce!
–¡Yeepi kay yay!
–Creo que no deberías…
–Eh. Calla, calla que se acerca. ¡Hay! ¡¿Pero qué hace?! Bruce Willis me ha pegado en la cara con una sepia.
-¿Ves? No deberías haberle dicho eso. Se siente encasillado.
–Lo tendré en cuenta para un futuro. Si es que hay futuro tras este capítulo.
-¿Sabes una cosa Premutos?
–Dispara Billy.
–Jajajaja Ni aunque te encuentres en una situación de vida o muerte dejarás de ser un cachondo.
–Hombre. Hay que ser positivos.
–Pues que quería decirte que… ¿Sabes eso que pasa cuando se te encasquilla el arma?
–Sí.
–Pues hace ya unos minutos que me ha pasado.
–Buf. Menos mal. Pensaba que era yo el único con el arma encasquillada.
–No. Pues mira. Yo también.
–Me estás diciendo en otras palabras que hace unos minutos me has intentado matar. Te das cuenta ¿no?
–Bueno. No había caído, pero ahora que lo dices veo que tú también lo has intentado.
–Sí. Justo cuando Bruce me ha dado con la sepia en toda la cara se me ha disparado el arma y me he dado cuenta.
-¿Y ahora qué?
–Será cosa de quedar para mañana.
–Ya puestos a matarnos. ¿Te hace que sea en un duelo? Como los de antes.
–Me encanta lo detallista que eres. Venga pues. Mañana al despuntar el alba.
–Aquí estaré.

                              ¿FIN?



No hay comentarios:

Publicar un comentario