18 mar. 2014

False Detective (Capítulo piloto)

En el extrarradio de la Parroquia de Rojete, sur de Louisiana. Veranillo de 1995.

Tuuuuuuuuut. Tuuuuuuuuut. Tuuuuuuut.
Clik.
-Ostras que música más pegadiza. Nananaaaaa.
-Bienvenido al servicio de atención telefónica de la Policía Estatal de Louisiana. Para ser atendido por tráfico, pulse uno. Para ser atendido por el C.S.I, pulse dos. Para ser atendido por la División de Investigaciones Criminales, pulse tres. Para ser atendido por un forense pulse cuatro después de morir. Si lo que tiene es una situación peligrosa con un grupo terrorista de la Europa del este y no sabe cómo salir de ella, le recordamos que John McClane trabaja en Nueva York.
-A ver. El tres.
-Queremos recordarle que al final de la conversación le haremos unas pocas preguntas para mejorar el servicio. Muchas gracias.
-División de Investigaciones Criminales de la Policía Estatal de Louisiana, dígame.
-Hola.
-Hola, ¿en qué puedo ayudarle?
-Verá. Necesitaría un par de detectives.
-Ajá. Muy bien. Dígame por favor su nombre y su número de identificación.
-Soy el Sheriff Norman Bobadilla y mi número es el ciento cinco.
-Muchas gracias señor Bobadilla.
-Y ¿en qué tipo de pareja de detectives está usted interesado?
-¿Perdón?
-¿Que en qué tipo de pareja de...
-No, si ya la he escuchado, pero no la he entendido. ¿Que puedo elegir?
-Por supuesto.
-¿Y qué variedad tienen?
-Pues mire. Tenemos a la típica pareja chica chico, ella muy segura de sí misma, él un rebelde con problemas afectivos y que ha tenido problemas en el cuerpo. Ella en realidad está reasignada para vigilarle y tiene que pasar un informe mensual a Asuntos internos, pero por todos es conocidos que hay cierta tensión romántica entre ellos.
-Mmmmm no. No me interesa. Esos suelen dar problemas a la que ven dos luces en el campo.
-Pues luego tenemos a la pareja chica chica. Que hacen lo mismo que chico chico pero como vivimos en un mundo machista y en Estados Unidos, pues lo hacen con más esfuerzo, con la mitad del salario y dedicando el tiempo que les sobra una a vivir la vida a tope y la otra a ser una ama de casa soltera y con un hijo al que da toda su atención.
-No me interesa.
-Tenemos al típico machito, ex marine, casi alcohólico pero es que este le armará mucho escándalo y peleas en todas partes.
-No, no. Nada de peleas.
-Tenemos dos chicos. Pero estos son muy raros. Así majetes pero raros.
-¿Han solucionado algún caso importante?
-Bueno. No podría decirle.
-Bueno mándelos.
-Muy bien. Para allá van. Ahora si no le importa le van a hacer unas preguntas para valorar mi atención y si le ha servido la información aportada.
-Muy bien. Muchas gracias.
-Gracias por utilizar el servicio de atención telefónica de la Policía Estatal de Louisiana. Buenas tardes.

Click.

17 mar. 2014

De tapas por Udon


Hoy voy a tener una de esas pocas entradas en las que me pongo serio y no hablo de nada relacionado con la literatura o escribo alguna marcianada de las mías.
Muchos sabréis que soy el 50% de Arrebato Garabato, y como tal fuimos invitados a una cata de las nuevas Izakayas que UDON sacará a partir de la semana que viene en todos sus restaurantes.
Quería escribir un poco sobre el tema pero ¿de qué manera? No soy periodista ni crítico gastronómico. Y decir que todo estaba muy bueno sería como de primero de primaria.
Así que tras tomar ciertas notas durante la sesión y analizar minuto a minuto todas y cada una de las tapas, sus presentaciones e incluso su packaging; sí, sí. Packaging.
He pensado en hablar de un aspecto sobresaliente en todo el conjunto, porque las tapas mejor las probáis vosotros.
Al iniciar la sesión Jordi Vidal (Co-fundador de Udon) nos explicó un poco en qué iba a consistir la cata en unos pocos minutos. Durante su explicación, dijo una cosa que me llamó la atención. Era una referencia a lo que les había costado dar con la receta adecuada de un puré concreto.
Y de eso quiero hablaros.
Udon no es una cadena de restaurantes japoneses cualquiera. No deja indiferente a nadie. Te puede gustar o puede que te convierta en detractor.
Pero seamos sinceros. Hay que analizar concretamente qué es Udon. Y qué mejor que hacerlo que diciendo lo que no es. Udon no es un restaurante japonés normal y corriente. Tras sus platos hay un análisis y una elaboración. Efectivamente los amantes de la comida japonesa de toda la vida, no encontrarán todo lo que buscan, porque Udon va más allá. Hay un diseño detrás de cada plato. Hay un estudio. ¿Podemos hablar de comida de diseño? Sí. ¿Podemos hablar de cocina experimental japonesa? Podríamos. Es todo eso y más.
Porque pudimos probar unos platos elaborados, estudiados y más que probados por un gran equipo.
Y gran muestra de ello son los precios. Adecuados al trabajo que hay tras cada una de las presentaciones. Las mini pizzas vienen en una mini caja de pizzas. Las Mini burguers en su caja. Las Mini curry Meat Balls vienen en unos curiosos woks en miniatura.
Total que durante una temporada y para la celebración de su 10º aniversario podríais tomaros una Mini burguer, unas mini curry meat balls, un Salmón y un Tako y patata por poco más de 11€, la primera bebida gratis y quedar completamente satisfechos.
Tienen más tapas que podréis combinar como os de la real gana, así que el precio siempre es variable ya que las hay a partir de 1,95€.
Y pronto tendrán novedades.

Sí. Podría deciros muchas otras cosas sobre los platos, pero eso mejor os lo dejo a vosotros, porque ya sabéis. Sobre gustos hay mucho escrito y no todos tenemos la costumbre de leer al respecto.

11 mar. 2014

Entrevista a Romualdo Benington

En la entrada de hoy tenemos a Romualdo Benington, Director de la empresa funeraria “Martell”

-Buenas tardes señor Benington

-Romualdo.

-No, yo me llamo Danix.

-No. Que puede llamarme Romualdo.

-Ah. Perdón señor Romualdo.

-Buenas tardes.

-Bien. Para empezar. Ustedes se han hecho mundialmente conocidos por la construcción de ataúdes curiosos.

-Tanto como curiosos… tan sólo tenemos dos tipos de ataúd. El modelo “Muñeca” y el modelo “Muñeco”.

-¿De dónde viene el éxito? Porque están teniendo enormes beneficios. Cuéntenos un poco este boom por morirse que tiene la gente ahora.

-Bueno. En realidad la gente se muere siempre más o menos igual. Tampoco es que le haya dado a la gente por morirse ahora toda de golpe. Lo que pasa es que con nosotros les sale más económico hacerlo. Entonces tenemos ventas por volumen.

-¿Y cómo surgió la idea?

-Pues verá. Nosotros éramos una funeraria normal y corriente. Con nuestras lápidas de mármol caro, nuestros ataúdes de maderas nobles y metales lujosos. Acolchados de primerísima calidad en seda china de la más cara.

-¿Entonces? ¿A qué responde este cambio?

-Pues lo único que no teníamos era un tanatopráctico en condiciones.

-Para los que no estamos puestos en el tema ¿podría explicarnos qué es un tanatopráctico?

-Nosotros tenemos un chiste que dice que no es el maquillador de las estrellas si no el de los estrellados. Jajajajaja.

-Sí. Ja, ja.

-Pues verá. Teníamos uno muy malo que siempre dejaba a los clientes demasiado maquillados. No sé cómo decirlo. Como demasiado morenos ¿sabe?

-Bueno, pero eso no es del todo malo.

-Creo que no me he explicado bien. ¿Sabe los culturistas que se ponen un tinte como de color bronce para resaltar los músculos? Pues este se lo aplicaba a toda la cara. De manera que nuestros clientes parecían como muñecos. Todo muy artificial.

-¿Cómo un Ken de la Barbie?

-Ahí quería yo llegar. Mirando fijamente a uno de nuestros clientes me dije: Míralo. Ahí. Qué ridículo está haciendo. Pero claro, fue como una revelación. Ni siente ni padece. Y se me ocurrió la idea.

-Cuente, cuente.

-Hagámonos unas simples preguntas.

-Adelante

-¿Porqué se acolchan los ataúdes por dentro?

-Para estar más cómodo ¿no?

-No lo sé. En los años que llevo; y le aseguro que son muchos, nunca ha regresado ninguno a decirme lo incómodo que estaba allí tumbado. Y luego. ¿Para qué tanto lujo con las maderas y los metales si eso va a terminar o bajo tierra o ardiendo en un horno?

-Pues…

-Nada. Un sin sentido. Así que me dije. ¿Qué es lo que busca la gente cuando se le muere un ser querido? Principalmente que no se mueran. Pero yo no puedo evitar eso, así que seguí dándole vueltas. En realidad quieren tener un bonito recuerdo del difunto, por muy mala persona que haya sido. Verlo bien durante el funeral y luego no gastarse mucho dinero en el proceso de deshacerse del cuerpo, que al fin y al cabo es lo que se hace. Deshacerse del cuerpo.

-Hombre… No sea tan duro ¿no?

-¿Cómo que duro? Soy realista. Si la gente quisiera quedarse con el cuerpo, nos llamarían para disecarlo y ponerlo… No sé. ¿Sentado en posición meditativa en su sillón favorito, sujetando una de sus novelas preferidas? Pero no es el caso. La gente nos llama para esconder el cuerpo bajo tierra o para prenderle fuego. Dígame usted si eso no es deshacerse del cuerpo.

-Hombre. Visto desde ese punto de vista…

-Mire. Seamos francos. Nosotros hacemos el trabajo que hace la mafia pero de manera legal.

-¿Entonces?

-Entonces pensé que si tenía un maquillador que dejaba a los clientes como muñecos y la gente quería gastar poco. Construir ataúdes de cartón.

-¿Cómo?

-De cartón. Como una enorme caja de muñecas. Con precio y todo. Mire aquí traigo unas fotos.

-Hombre. La verdad es que sí son como muñecos.

-Exacto. Les hacemos una base de cartón normal a medida, donde colocamos el cuerpo atado con unos… mire aún no sé ni cómo se llaman. ¿Sabe ese alambre plastificado que sirve para cerrar las bolsas del pan de molde?

-Sí. Pero eso en realidad nadie conoce el nombre específico.

-Pues eso. Lo atamos por varias partes del cuerpo. Luego lo vestimos como la familia prefiere; el caso más común en los hombres es con una camisa Hawaiana por ejemplo. Y hacemos la tapa en cartón ilustrado con los motivos que hacen juego con la ropa y los complementos, y una parte de plástico para que todos puedan ver el cuerpo.

-Un momento. ¿Complementos?

-Sí hombre. Por un módico precio podemos incluir algún complemento. Suelen ser cosas a las que el difunto les tenía cariño. Un caniche por ejemplo. Nosotros lo disecamos y le hacemos un molde de plástico dentro de la caja donde colocamos al animal. Es lo más solicitado.

-Deben lloverles los pedidos

-Pues la verdad es que sí. Y más al ofrecer los servicios de personalización.

-¿Qué es lo más bizarro que les han pedido?

-Pues un complemento. El hombre dejó escrito que quería ser enterrado con lo que más quería en el mundo. Su mujer.

-Oh. Muy romántico ¿No?

-Bueno. El problema es que la mujer aún estaba viva.

-¿Y cómo solucionaron el problema?

-Con tiempo. La mujer traspasó al año siguiente, lo que pasa es que a ella la incineraron. Así que incluimos un molde para la urna.

-Muy resolutivos.

-Nos pagan para eso. Ahora si me disculpa tengo que dejarle porque voy a preparar mi venganza.

-Perdone. Me he perdido. ¿Venganza?

-Oh. Lo siento. Me explico. Con todo esto de la personalización, se nos están disparando los pedidos frikis de los amantes de Canción de Fuego y Hielo. ¿Sabe la cantidad de gente que nos pide cosas raras por culpa de la Editorial Gigamesh?

-Bueno, la culpa será del escritor y el éxito que está teniendo la novela y la serie de televisión.

-Sí, ya bueno. Pero me queda un poco lejos ir a buscar al escritor.

-Pero. ¿Les piden muchas cosas?

-Pues en poco más de un año han venido tres señoritas que querían una personalización de Targaryen.

-Querían estar caracterizadas como Daenerys ¿no?

-Pues dos de ellas sí, y nos costó bastante porque eran unas chicas bastante entradas en peso. La otra quería ser como Khal Drogo.

-Vaya.

-Han venido muchos pidiendo el famoso Trono de Hierro. Picas con cabezas cortadas, hasta han venido varios enanitos.

-¿Enanitos?

-Bueno, personas de baja estatura si lo prefiere. No lo digo por ofender.

-¿Y qué les pedían?

-Si podíamos ponerles un par de chicas de buen ver. ¿Sabe lo que cuesta convencer a una persona que sólo piensa en su última voluntad, de que conseguir cadáveres a pares de señoritas de buen ver es imposible a no ser que se quebranten varias leyes? Pues mucho. Todavía hay uno que llama preguntando si han cambiado ya la ley. Así que como comprenderá y viendo que el 28 de Marzo es la gran inauguración de la Nueva Gigamesh con un local de más de de 500 metros cuadrados dedicados al vicio y la subcultura que estará presidido con un lienzo de 6x1,5 metros realizado por Enrique Corominas y a la que acudirán un montón de escritores e ilustradores famosos, medios de comunicación, fuegos artificiales y yo que sé qué cosas más. Voy a vengarme reventando el evento con un… ¡auch!

-Bueno. Pues hasta aquí la entrevista a Romualdo Benington, Director de la empresa funeraria “Martell”, quien no había caído en que el propio nombre es el de una de las familias de Canción de Hielo y Fuego, y que tampoco sospechaba que estaba declarando sus intenciones a un gran admirador y humilde cliente de esa gran librería especializada en Ciencia ficción y fantasía.
¡¿Podéis venir a quitar este cuerpo de aquí?! Si hace falta llamad a la mafia.


PD: Felicidades a Alejo y compañía por la nueva Gigamesh. Que sigáis teniendo tanto éxito o más.