17 mar. 2014

De tapas por Udon


Hoy voy a tener una de esas pocas entradas en las que me pongo serio y no hablo de nada relacionado con la literatura o escribo alguna marcianada de las mías.
Muchos sabréis que soy el 50% de Arrebato Garabato, y como tal fuimos invitados a una cata de las nuevas Izakayas que UDON sacará a partir de la semana que viene en todos sus restaurantes.
Quería escribir un poco sobre el tema pero ¿de qué manera? No soy periodista ni crítico gastronómico. Y decir que todo estaba muy bueno sería como de primero de primaria.
Así que tras tomar ciertas notas durante la sesión y analizar minuto a minuto todas y cada una de las tapas, sus presentaciones e incluso su packaging; sí, sí. Packaging.
He pensado en hablar de un aspecto sobresaliente en todo el conjunto, porque las tapas mejor las probáis vosotros.
Al iniciar la sesión Jordi Vidal (Co-fundador de Udon) nos explicó un poco en qué iba a consistir la cata en unos pocos minutos. Durante su explicación, dijo una cosa que me llamó la atención. Era una referencia a lo que les había costado dar con la receta adecuada de un puré concreto.
Y de eso quiero hablaros.
Udon no es una cadena de restaurantes japoneses cualquiera. No deja indiferente a nadie. Te puede gustar o puede que te convierta en detractor.
Pero seamos sinceros. Hay que analizar concretamente qué es Udon. Y qué mejor que hacerlo que diciendo lo que no es. Udon no es un restaurante japonés normal y corriente. Tras sus platos hay un análisis y una elaboración. Efectivamente los amantes de la comida japonesa de toda la vida, no encontrarán todo lo que buscan, porque Udon va más allá. Hay un diseño detrás de cada plato. Hay un estudio. ¿Podemos hablar de comida de diseño? Sí. ¿Podemos hablar de cocina experimental japonesa? Podríamos. Es todo eso y más.
Porque pudimos probar unos platos elaborados, estudiados y más que probados por un gran equipo.
Y gran muestra de ello son los precios. Adecuados al trabajo que hay tras cada una de las presentaciones. Las mini pizzas vienen en una mini caja de pizzas. Las Mini burguers en su caja. Las Mini curry Meat Balls vienen en unos curiosos woks en miniatura.
Total que durante una temporada y para la celebración de su 10º aniversario podríais tomaros una Mini burguer, unas mini curry meat balls, un Salmón y un Tako y patata por poco más de 11€, la primera bebida gratis y quedar completamente satisfechos.
Tienen más tapas que podréis combinar como os de la real gana, así que el precio siempre es variable ya que las hay a partir de 1,95€.
Y pronto tendrán novedades.

Sí. Podría deciros muchas otras cosas sobre los platos, pero eso mejor os lo dejo a vosotros, porque ya sabéis. Sobre gustos hay mucho escrito y no todos tenemos la costumbre de leer al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario